En la fiesta de San Prudencio 2021, patrono de Álava Elizalde: “Entre tanta crispación social y política, el carisma de San Prudencio nos  viene de maravilla”

Elizalde: “entre tanta crispación social y política, el carisma de San Prudencio nos  viene de maravilla”
Elizalde: “entre tanta crispación social y política, el carisma de San Prudencio nos  viene de maravilla” Diócesis Vitoria

“Debemos abandonar la  crispación social y política, evitar fanatismos y divisiones sociales y dar  espacio a la cultura del encuentro donde estén todas las distintas voces que  conforman nuestra sociedad” 

“Sin la cultura del encuentro, la verdadera paz  peligra”

Se ha tenido presente a todas las personas fallecidas  durante estos últimos meses por la pandemia así como a los enfermos, sanitarios e  investigadores que están luchado contra este virus. 

Qué bien les vendría a la comunidad de Madrid tener un San Prudencio en estos momentos, esta es la idea que más o menos ha dejado monseñor Elizalde en sus primeras palabras de la homilía en la misa pontifical en honor al Patrón de Álava y la Diócesis de Vitoria “entre tanta crispación social y política, el carisma de San Prudencio nos  viene de maravilla” ha dicho concretamente. Una homilía que se ha alimentado fundamentalmente de la encíclica Fratelli Tutti del Papa Francisco, y que ha ido contextualizando en la realidad local y general, muy conectada con el día a día. 

“La vida de San Prudencio es el ejemplo más cercano que los  alaveses tenemos para reconciliar los ánimos enemistados y para que vivamos una  verdadera y perpetua concordia”. Esta era una de las primeras ideas del Obispo de  Vitoria, D. Juan Carlos Elizalde.

El Obispo de Vitoria ha centrado su homilía en poner la vida de San Prudencio como  ejemplo para “trabajar por una cultura del encuentro donde verdaderamente nos  podamos ver y tratar como hermanos”

Para el Obispo de Vitoria, “uno de los problemas más grandes que merman esta  necesidad de encontrarnos para convivir es la falta de diálogo” algo que "nos aleja del  bien común y solo impone una única forma de pensar”. Recordando las palabras de  Francisco en su encíclica, “el diálogo social auténtico presupone la capacidad de  respetar el punto de vista del otro, aceptando la posibilidad de que contenga  convicciones o intereses legítimos” y ha asegurado que él también trata de “aplicarlo  también dentro la Diócesis para dar espacio a todos los carismas y sensibilidades  presentes en ella” ya ha usado la figura del poliedro donde “todos sumamos”.

D. Juan  Carlos Elizalde ha apelado a los responsables públicos presentes a “evitar fanatismos,  cerrazones y divisiones sociales y culturales” y les ha animado a “dar espacio a las  distintas voces que conforman nuestra sociedad” evitando una “uniformidad que solo  genere asfixia y nos empequeñezca culturalmente”.

“Ante las creencias más profundas  de la gente que envuelven una forma de vida específica –ha dicho– tenemos que  encontrarnos, buscar la manera de entablar contacto y de tender puentes antes que  derribar”. El Obispo de Vitoria ha recordado que “nuestra tierra acoge muchas culturas y  apuesta por un futuro que integre diferencias en una riqueza mayor, para lo que se exige  actitudes nobles”.

“Necesitamos llegar a un pacto que respete y asuma las diferentes  maneras de ver e interpretar el mundo que conviven en nuestra sociedad”. De nuevo se  ha apoyado en la encíclica del actual Papa, Fratelli Tutti, para animar a dar pasos en este  sentido “tratando bien a los demás, siendo amables, sonriendo, estimulando, buscando  consensos e incluso diciendo más a menudo expresiones como por favor, lo siento o  gracias”.

En su reflexión ha recordado que “sin la cultura del encuentro, la verdadera paz  peligra” y ha alertado que “donde no hay entendimiento entre culturas, no hay paz”. Ha  finalizado sus palabras animando a trabajar por la cultura del encuentro con nuestra  propia experiencia ya que “nuestra tierra reconciliada puede ser fuente de reconciliación”. 

IMG-20210428-WA0004

La celebración ha contado con la presencia de medio centenar de personas cumpliendo el aforo máximo permitido y guardando las distancias interpersonales– así  como la Junta Directiva de la Cofradía de Amigos de San Prudencio y las principales  instituciones del territorio entre quienes se encontraban el Diputado General de Álava,  Ramiro González, y su Teniente de Diputado General, Pilar García de Salazar, el  Presidente de las Juntas Generales, Pedro Elosegi, el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran y  el Subdelegado del Gobierno en la provincia, Carlos Zapatero y el Presidente de la Junta  Administrativa de Armentia, Prudencio López de Uralde. Además han estado presentes  también Jon Urresti en representación de la Fundación Vital y la pregonera de este año, la  guionista y cineasta Maite Ruiz de Austri. Junto al Obispo han concelebrado el Vicario  General de la Diócesis, D. Carlos García Llata, y el párroco de Armentia, D. Josetxu  Apellániz. 

Este 28 de abril, aún especial por la situación que vivimos y tras la insólita celebración del  año pasado donde por primera vez se retransmitió únicamente por medios digitales al  estar aún el grueso de la población confinada en sus casas, ha contado con esta misa y  tres más a lo largo del día además de estar abierta la basílica durante toda la jornada  para poder saludar y orar junto al santo patrón de Álava, siempre controlando el cumplimiento de las medidas sanitarias vigentes. También se ha emitido señal en directo  por varios canales para las personas enfermas, ancianas o impedidas.  

Armentia Basilica58

Durante la oración de los fieles, se ha tenido presente a todas las personas fallecidas  durante estos últimos meses por la pandemia así como a los enfermos, sanitarios e  investigadores que están luchado contra este virus. 

Non solum sed etiam

San Prudencio en nuestras tierras tiene fama de “santo meón” por las lluvias con las que suele bendecir estos días, aunque para ser justos con el Santo son muchos años en los que ha sabido respetar y dejar su bendición de los campos para los días previos o posteriores. Este año casi alguno rezaba para que fuese un año de lluvias y evitar así que la gente se animase a acudir a una campa que ha sido vallada para controlar su acceso y aforo. Pero lo del agua me ha venido a la cabeza cuando escuchaba a D. Juan Carlos una homilía muy acertada y en la que ha hecho varios guiños a la clase política allí presente. Tengo ganas de poder preguntarles un día cómo cala en ellos estos discursos en los que algunos párrafos tienen “dedicatoria evidente”; ¿El mensaje de paz, respeto y concordia cala en nuestros políticos?, ¿Se atreverán ellos a trasladar a Madrid que les vendría muy bien ahora un San Prudencio, o aplicar la Fraterlli Tutti? Chi lo saprá.

banner finca san martin 2021

La Casa de la Miel 50

Etiquetas

Volver arriba