"In memorian del 'arquitecto de las palabras'" "Vivir es buscar el lugar donde poder amar": Joan Margarit, el poeta de la verdad

Joan Margarit
Joan Margarit

"Esta es una de las frases más conocidas del poeta Joan Margarit, que murió este martes por un cáncer linfático"

"En un mundo donde hay tanta gente sola y desconsolada, ofrecía su poesía como un instrumento de consuelo muy potente: 'por consolar a gente solitaria, con una herramienta de consuelo que se llama poesía'"

"Por sus bonitos, íntimos, cálidos y entrañables poemas, Joan Margarit ha sido definido como la voz serena, valiente y consoladora. Y también como arquitecto de las palabras"

"Y es que Joan Margarit ha sido un poeta cercano, con una obra, como ha dicho Carles Duarte, “que estará vigente para siempre” y que se quedará con nosotros"

Esta es una de las frases más conocidas del poeta Joan Margarit, que murió este martes por un cáncer linfático.

En un mundo donde hay tanta gente sola y desconsolada (y aun más en este tiempo marcado por el coronavirus), el poeta Joan Margarit fue un hombre de una gran calidez humana, que ofrecía su poesía como un instrumento de consuelo muy potente. Por eso en una entrevista del pasado diciembre, este gran poeta catalán afirmaba que trabajaba “por consolar a gente solitaria, con una herramienta de consuelo que se llama poesía”. Estas palabras del profesor Joan Margarit, están muy cerca del profeta Isaías, cuando exclamaba: “Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios” (Is 40:1).

Y es que utilizando la poesía como consuelo, y también el amor, elementos que acercan (y mucho) Joan Margarit a la esperanza del cristianismo y al mensaje de Jesús de Nazaret, este poeta afirmaba, sin amargura ni pesimismo, que “hacerse viejo es una ventaja”, ya que “la única cosa que te interesa es la verdad y la belleza”.

Nacido en 1938 en Sanaüja, en la comarca de la Segarra, comenzó a escribir de muy joven en castellano. Más tarde, animado por el poeta Miquel Martí i Pol, lo hizo también en catalán.

Joan Margarit

A pesar del dolor que ha marcado su vida por la pérdida de su hija, Joan Margarit, que ha pasado en su enfermedad por duras y largas sesiones de quimioterapia, decía que “lo más importante es que durante este tiempo he estado acompañado”, ya que su esposa y él llevaban sesenta años juntos.

Durante el 2020, marcado por la pandemia, el poeta Joan Margarit ha escrito sesenta poemas, en un año que él mismo calificaba como “horrible y a la vez, maravilloso”. Por eso con ironía y con un fino sentido del humor, Margarit decía que en todos los poemas que ha escrito durante el 2020, “los lectores pueden estar tranquilos: no hablo del coronavirus ni de cosas de estas”.

Por una Iglesia mejor informada.
Solo gracias a tu apoyo podemos seguir siendo un medio de referencia.
Hazte socio/a de Religión Digital hoy

Poeta de la verdad, Joan Margarit afirmaba que “la poesía es la actividad humana que necesita más lo que llamamos verdad”, ya que, como afirmaba este poeta, “un poema sin verdad no vale nada”. Y añadía aun: “el poeta no ha de buscar la belleza, sino la verdad”. Margarit decía también que “escribiendo sobre la verdad de mi interior, me he dado cuenta que consolaba al lector”. Por eso Oriol Ponsatí, director de la Institució de les Lletres Catalanes, ha dicho que la poesía de Joan Margarit es muy apropiada para “combatir el desconsuelo”.

Libro

En una sociedad “líquida”, caracterizada por el relativismo, el poeta Joan Margarit reivindicaba la cultura del esfuerzo y por eso afirmaba con valentía, que “las cosas que no te han costado esfuerzo, no tienen valor”.

Joan Margarit, uno de los poetas más querido y leído (con su obra traducida al inglés, el portugués, el francés, el euskera, el alemán, el ruso y el hebreo), ha recibido, entre otros, el Vicent Andrés Estellés (1982), el Crítica Serra d’Or (1982, 1987 y 2007), el Nacional de Literatura de la Generalitat de Catalunya (2008), el Reina Sofía de Poesía (2019) y últimamente el Cervantes (2019).

Por sus bonitos, íntimos, cálidos y entrañables poemas, Joan Margarit ha sido definido como la voz serena, valiente y consoladora. Y también como arquitecto de las palabras.

Después del camino de esta vida, (“me iré amándoos”, nos decía), como artesano de consuelo y de verdad para los demás por medio de sus preciosos poemas, estoy seguro que el profesor Margarit ha llegado a la plenitud y a la visión de Dios, verdad absoluta, Dios de consuelo y de amor.

Y es que Joan Margarit ha sido un poeta cercano, con una obra, como ha dicho Carles Duarte, “que estará vigente para siempre” y que se quedará con nosotros.

Volver arriba