"Aunque la vida en libertad consigue obstáculos de todo tipo, es posible" La espiritualidad ignaciana: Un camino de libertad

Arturo Sosa SJ. regala un ejemplar del libro a Francisco
Arturo Sosa SJ. regala un ejemplar del libro a Francisco

"En su reconocido libro 'La Espiritualidad Ignaciana', el P. Jean-Claude Dhotel, S.J. afirma que 'una espiritualidad propone un camino para ir a Dios. En este sentido es una pedagogía'"

"Este pedagógico camino espiritual ignaciano nos lo describe adecuadamente el P. Arturo Sosa, Superior General de la Compañìa de Jesùs, en su libro-entrevista 'En Camino con Ignacio'"

"Este libro es una invitación a caminar con energía y discerniendo la ruta desde la mirada del Señor Jesús para acertar en la dirección de la vida en libertad para todos los seres humanos"

"Me he tomado la libertad de hacerle al texto del P. Arturo esta pequeña introducción y subrayar su contenido con algunas preguntas freireanas. Reproduzco lo dicho por el P. Arturo con sus mismas palabras"

En su reconocido libro 'La Espiritualidad Ignaciana', el P. Jean-Claude Dhotel, S.J.afirma que “una espiritualidad propone un camino para ir a Dios. En este sentido es una pedagogía”.

Este pedagógico camino espiritual ignaciano nos lo describe adecuadamente el P. Arturo Sosa, Superior General de la Compañìa de Jesùs, en su libro-entrevista 'En Camino con Ignacio', cuyo contenido y propuesta orientan nuestra conmemoración de los 500 años de la significativa herida recibida por Ignacio de Loyola en la batalla de Pamplona el 20 de mayo de 1521.

Esta conmemoración, nombrada como Año Ignaciano, durará 14 meses, del 20 de mayo del 2021, aniversario de la herida de Ignacio en Pamplona, al 31 de julio del 2022, fiesta litúrgica de su muerte, ocurrida el 31 de julio de 1556.

Este Año Ignaciano tendrá como jornada central el 12 de marzo del 2022, IV centenario de la canonización de San Ignacio, y su lema orientador y objetivo permanente será “ver todas las cosas nuevas en Cristo”, frase que expresa lo ocurrido a Ignacio en su iluminación del Cardoner, experiencia fundante de todo su vivir y caminar en libertad.

500 años de la conversión de San Ignacio de Loyola
500 años de la conversión de San Ignacio de Loyola

Veamos, consideremos y dialoguemos lo que el P. Arturo nos propone en la presentación de su estimulante y esperanzador libro-entrevista En Camino con Ignacio.

Me he tomado la libertad de hacerle al texto del P. Arturo esta pequeña introducción y subrayar su contenido con algunas preguntas freireanas. Reproduzco lo dicho por el P. Arturo con sus mismas palabras.

Creo que la propuesta del P. Arturo, en su En Camino con Ignacio, abre y marca una promisoria ruta a nuestro caminar cristiano hoy y aquí, allí, allá y en todas las partes de nuestro confuso, enmarañado y peligroso mundo actual.

¿Qué ansias, aspiraciones y preguntas aparecen hoy en todo nuestro mundo, en toda nuestra realidad?

Una inesperada y larga experiencia de medidas sanitarias, colectivas y globales, a causa de la pandemia del Covid-19, ha revivido el ansia y la pregunta por la libertad.

Vivir en libertad es la mayor aspiración de todo ser humano y de la Humanidad.

¿Qué obstáculos encontramos hoy para vivir y caminar en libertad?

La realidad contradice de muchas maneras esa aspiración. La vida en libertad consigue obstáculos de todo tipo: personales, familiares, culturales, económicos, sociales... Como humanidad, como pueblos y, muchas veces, como personas, estamos lejos de una vida en libertad.

¿Es posible hoy vivir y caminar en libertad?

Sin embargo, estamos convencidos de que es posible alcanzar la libertad, por eso es muy pertinente la pregunta del 'cómo'.

¿Cómo hoy vivir y caminar en libertad?

¿Cómo alcanzar la verdadera libertad? es la pregunta que abre esta presentación y la reflexión que la acompaña.

Un aspecto importante de la respuesta es que se trata de un “camino”, de un proceso... No se consigue la libertad de “golpe y porrazo”, de repente. No es el fruto de un acto de magia, ni de ideologías utópicas, ni un regalo de algún mesías populista que la ofrece sin más. Alcanzar la libertad supone, por tanto, recorrer un largo y complejo camino de liberación.

¿Cómo Ignacio de Loyola empezó a vivir y caminar en libertad?

La herida recibida por Ignacio de Loyola en la batalla de Pamplona, hace quinientos años, fue un momento crucial en su camino de liberación. Con la pierna destrozada, se convirtió en peregrino, en caminante hacia la verdadera libertad. Se liberó de las ilusiones que se había hecho desde su experiencia familiar y en la corte real, para perseguir el ideal construido a partir del encuentro personal con Jesús de Nazaret, que le permitió descubrir la esencia de la libertad: el amor que lleva a la entrega de la propia vida para que otros tengan vida.

Ignacio realizó su vivir y caminar en libertad, ¿solo o en compañía con otros y con otras?

En su camino de liberación Ignacio descubrió que no se camina solo hacia la vida en libertad. Siguiendo al Jesucristo, se camina con otros y otras, en la comunidad que se reunió a su alrededor, que es la Iglesia. Dentro de la comunidad eclesial Ignacio encontró otros compañeros de camino con quienes fundó la Compañía de Jesús para colaborar en la marcha de la humanidad hacia la vida en libertad.

¿Por qué y para qué los jesuitas hoy hacemos memoria del vivir y caminar en libertad de nuestro fundador San Ignacio de Loyola?

Hacer memoria del peregrinaje de Ignacio nos anima a seguir recorriendo ese camino hacia la libertad abierto por la entrega que hizo Jesús de su vida para la vida del mundo. El libro se inspira en esa imagen del peregrino que congrega a muchos para caminar juntos hacia la vida en libertad.

Inspirados y motivados por el vivir y caminar en libertad de Ignacio, ¿a qué nos comprometemos los jesuitas hoy?

En esta etapa del camino de liberación de la humanidad, en la cual quiere colaborar la Compañía de Jesús, necesitamos mirar el mundo y la historia con la mirada del Señor. Hemos escogido como lema de este Año Ignaciano 2021-2022 “ver todas las cosas nuevas en Cristo” porque no se trata de voltear hacia atrás, ni de exaltar la figura de Ignacio de Loyola.

Inspirados en su experiencia buscamos identificarnos con la persona de Jesucristo, el único Señor, de tal manera que sintonicemos con la mirada entrañable de quien dio la vida por todos los seres humanos para que mostremos ese camino a la vida en libertad.

¿Con quiénes y cómo queremos vivir y caminar en libertad hoy los jesuitas en nuestro mundo real y concreto?

Caminamos con otras tantas personas colaborando en una misión de reconciliación y justicia. Caminamos junto a los descartados del mundo, acompañados de los jóvenes, sensibles al deterioro del medio ambiente y propiciando mejorar el cuidado de la Casa Común. Caminamos y mostramos el camino hacia Dios a través del discernimiento y los ejercicios espirituales que heredamos de Ignacio de Loyola.

Como Compañía de Jesús queremos renovar nuestro compromiso de recorrer, junto a la Iglesia y tantas otras personas de diversas culturas, credos y lugares geográficos, el camino de la liberación.

En este vivir y caminar en libertad con otros y con otras, ¿qué ayudas nos ofrece 'En Camino con Ignacio'?

En el libro que estamos presentando ofrecemos algunos de los ingredientes del camino de liberación que, como Compañía de Jesús, estamos recorriendo. Un camino que se inspira en el peregrino Ignacio, se recorre con una Iglesia que busca crecer como Pueblo de Dios en marcha sinodal, contempla al mundo con sus luces y sombras, puestas de manifiesto de manera patente por la pandemia global, y recuerda las guías que como Compañía de Jesús tenemos para el camino.

Este libro es una invitación a caminar con energía y discerniendo la ruta desde la mirada del Señor Jesús para acertar en la dirección de la vida en libertad para todos los seres humanos.

(Seguiremos)

Volver arriba