La iglesia de Mallorca en líos, tras el fallo judicial Por sus obras los conoceréis: las Murallas de Artá son propiedad municipal

Murallas de Artá
Murallas de Artá

Sentencia firme contra el Obispado de Mallorca

Porque el tema de las inmatriculaciones no se acaba con esta decisión del Juzgado número 5 de Manacor, que da razón al Ayuntamiento de Artá, en Mallorca, frente  a las pretensiones de apropiarse de una muralla, signo defensivo de la ciudad y monumento histórico

De nuevo, el obispado de Mallorca, con su obispo, Taltavull al frente, salta a los titulares, y no precisamente por su ejemplaridad. Las ansias desmedidas de apropiación  de este obispado, ya desde el tiempo del obispo Salinas, llegan a la opinión pública y generan en Mallorca un profundo revuelo, cuando no escándalo, por ver a la iglesia metida en juicios y no por motivos religiosos sino especulativos. Esto es profundamente triste y debería ser motivo de reflexión para que alguien presente dimisiones antes de que las aguas inunden más espacios. Porque el tema de las inmatriculaciones no se acaba con esta decisión del Juzgado número 5 de Manacor, que da razón al Ayuntamiento de Artá, en Mallorca, frente  a las pretensiones de apropiarse de una muralla, signo defensivo de la ciudad y monumento histórico.  Las murallas de Artá no son del obispado, como éste pretendía sino del Ayuntamiento y, por tanto, del pueblo, a quien el obispado se lo quería arrebatar. Y, además, sentencia  el Tribunal Supremo,  ya no procede recurso alguno. La sentencia es firme y obliga al obispado a pagar las costas del juicio.

El Ayuntamiento ha recibido con mucha satisfacción la noticia. Era de esperar. ¿A quién se le ocurrió querer apropiarse de algo que es del pueblo? Una muralla ha tenido siempre un matiz defensivo de una ciudad y de sus habitantes y solo a ellos puede pertenecerles. ¿Para qué quiere una parroquia unas murallas si lo que necesita es levantar puentes levadizos para la gente en vez adoptar posturas excluyentes y de apropiación? ¿Quién aconseja al obispo meterse en estas brasas si tiene el peligro real de salir escamado como ahora ha sucedido? Y éste será el comienzo de otros muchos litigios que irán en la misma dirección, como no puede ser de otra manera.  Por ejemplo, el Convento de santa Isabel de las Jerónimas de Palma que también inmatriculó a su favor el obispado, sin el conocimiento ni el consentimiento de las monjas Jerónimas que lo han habitado ininterrumpidamente durante más de 500 años. Este convento ocupa un lugar privilegiado dentro de la ciudad y se convierte en algo muy apetecible para las inmobiliarias, una vez que la comunidad de monjas, muy reducida, se ha trasladado a la comunidad de Inca pero sin renunciar nunca a la propiedad del convento, que querían destinar a obras sociales. De hecho lo mantiene y lo cuidan con profesionales adecuados para que no se deteriore hasta que se pueda pensar en dedicarlo a esta causa,  una vez que se supere este litigio con el obispado que ha paralizado sus proyectos. Yo he tenido la dicha de recorrer este convento de la mano de un profesional de mantenimiento y de conocer los proyectos sociales que se estaban fraguando y tuvieron que suspenderse por este litigio. Una pena. El sufrimiento de las monjas por este asunto es inenarrable. Tienen allí enterradas a sus hermanas de hábito, exactamente 525 monjas, y ese monasterio ha sido para muchas de ellas su vida entera.

Murallas de Artá

En su momento, denuncié en este Blog estas actitudes inmatriculacionistas del obispo de Mallorca y me llegó la reprimenda del mismo obispo por posicionarme al lado de mis amigas, las monjas Jerónimas, con las que mantengo una relación muy fluida desde hace tiempo, no solo con las de Inca sino también con la madre Federal. Ahora, con esta sentencia, se confirma que las pretensiones del obispado de Mallorca no van en buena dirección y que más vale recoger velas, cuanto antes, que dejar que se hunda todo el barco con sus tripulantes dentro.

Esta sentencia deja en mal lugar a la iglesia de Mallorca y sería muy acertado pedir perdón y enmendarse, aparte de que alguien  se hiciera responsable de este fracaso y presentara su renuncia. ¿O solo le vamos pedir dimisión  a los políticos y nosotros nos vamos de rositas?

Etiquetas

Volver arriba